15:06 hs. - Jueves 19 de Octubre de 2017
Luján, Pcia. de Buenos Aires - ARGENTINA
 
 
    Hoy   
    Deportes   
    Política   
    Policiales   
    Educación   
    Salud   
    LujanHoyTV   
Malvinas #35Años       • Necrológicas       • Propiedades en Luján       • Carta de lectores       • Sociales       • Farmacias      




Política | FUERTES RECLAMOS
El Concejo Deliberante declaró por unanimidad la Emergencia del Sector Textil en Luján
20.02.17. En el marco de la sesión extraordinaria que se llevó a cabo para tratar el proyecto del COU, se aprobó la iniciativa presentada por la Cámara Textil de Luján y la Asociación Obrera Textil junto a dirigentes del FpV, que declara la Emergencia Textil en el distrito. Remarcaron la necesidad de "visibilizar la grave situación que atraviesa el sector, pulmón productivo de la ciudad, que emplea a más de 5.000 trabajadores". Los fuertes reclamos del sector.
 

Empresarios del sector PyME, junto a organizaciones políticas y sociales, se manifestaron frente al Municipio en diciembre del año pasado y solicitaron que el intendente Oscar Luciani intervenga frente a la potencial perdida de 5.000 puestos de trabajo como consecuencia de las políticas implementadas por el gobierno nacional, que impulsan la apertura de importaciones y la caída del consumo interno.

Y esta tarde, en el marco de la sesión extraordinaria que se realiza en el Concejo Deliberante con el objetivo de aprobar las modificaciones al proyecto del Código de Ordenamiento Urbano, se trató un proyecto de declaración presentado por la Cámara de la Industria Textil de Luján y la Asociación Obrera Textil, que establece la Emergencia del Sector Textil en todo el Partido de Luján.

Dicha declaracion tiene como objetivo "visibilizar la grave situación que atraviesa nuestro sector, pulmón productivo de nuestra ciudad, que emplea directa e indirectamente a más de 5.000 trabajadores", señalaron. Y en ese sentido, agregaron que están "sufriendo sobremanera el impacto que generan las políticas económicas de los gobiernos nacional, provincial y municipal, que van desde la apertura de importaciónes al aumento indiscriminado de tarifas y fuerte impacto de la baja del consumo interno".

Pase a Comisión

Tras la lectura del proyecto, el Cuerpo pasó a comisión y allí se expresaron diversos referentes del sector, entre ellos Ignacio Lopolito, secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil, y Rodolfo Bianchi, presidente de la Cámara Textil de Luján (Ver notas relacionadas)

Lopolito sostuvo que "hoy estamos todos acá, los empresarios y los trabajadores. Todos los que integramos la cadena textil, desde los cerebros hasta los que hacen el algodón. Nos urge pedir esta emergencia porque consideramos que la industria textil en Luján esta en emergencia porque muchos de los que estamos acá hemos vivido la década de los 90, donde la apertura de importaciones destruyó por completo nuestra industria. En ese momento los trabajadores se caían como moscas".

"No queremos volver a los 90 y nos están llevando al abismo para que se destruya la industria textil. Yo recuerdo en los 90 cuando mis compañeros juntaban cartones en la calle y se escondian por la vergüenza y por culpa de las politicas que implemeta el gobierno nacional de Macri, muchos corren peligro de volver a eso. No queremos volver a eso. Estamos irrumpiendo esta sesión porque sabemos que era por el COU, pero creemos que es mejor atender esta situación donde peligran las fuentes de trabajo", agregó.

"No queremos volver a los 90. La politica tiene que dar un giro de 180 grados en materia de política industrial. Hemos tenido la puerta cerrada del intendente para advertir de esta situación. Eso es lo que nos motivó a hacer la marcha del 14 de diciembre y a llegar a esto. Nosotros queremos pelear para pedir politicas que nos favorezcan, queremos que el intendente le pida al gobierno nacional que vea que la gente se está quedando sin trabajo. Eso es lo que va a ocurrir y es lo que está pasando", aseguró.

"Estamos pidiendo que se declare la emergencia de todo lo que es la industria textil, que somos los que generamos manos de obra. Somos los generadores de la mayor mano de obra de la industria textil. Pedimos a este Concejo que se declare y que eleve su reclamo el Concejo al gobierno nacional".

Por su parte, Rodolfo Bianchi remarcó que "no hay sensibilidad para nuestro sector. Venimos a traerle nuestro petitorio porque desde Luján se replicó mucho la movilización de diciembre cuando vinimos juntos trabajadores y empleadores y esto no se hacía nunca. Hoy estamos con todos los sindicatos que nos están acompañando y apoyando, porque este es un problema nacional. Que nosotros hagamos lío acá en Luján, también replica en todos lados y muchas localidades están en caída libre".

A su vez, afirmó que "como empleadores se nos hace muy difícil pagar y esta situación no excede a Luján. Esta unión llamativa no tiene más intención que pedirle a todos ustedes que nos apoyen porque queremos trabajar y que el gobierno se de cuenta que se perdieron en Luján alrededor de 500 trabajadores. El problema es que no tenemos ninguna solución a corto plazo. No estamos viendo ninguna medida que nos ayude a salir de esta situación, como por ejemplo los tarifazos, el aumento de la luz, del gas y demás".

Por último, explicó que "la gente que se le dio de baja no tiene a donde ir porque en Luján no hay reinserción laboral. Y esto nos complica a todos. Nos vinieron a mentir todo el año, hace más de un mes y medio que no nos atiende nadie. Pedimos que se paren las importaciones de una vez por todos. Nosotros sabemos que ustedes tienen gente arriba, que tienen contactos y que se visualice a nivel nacional. Estaría bueno volver con las importanciones a foja cero. Están dejando afuera a todos los trabajadores, no se soporta más esta presión, los tarifazos. Hemos regalado nuestro mercado interno al mundo", apuntó.

De vuelta en sesión

Luego, Federico Guibaud solicitó que "se envíe este proyecto aprobado a los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires para que todos sepan lo que pasa en Luján y lo que estamos haciendo para no ser vencidos por un gobierno neoliberal". Y también que sea enviado a las cámaras de diputados y senadores y las áreas competentes de los gobiernos nacional y provincial.

Por su parte, Vanina Pascualín señaló que "esto ya lo pasamos, ya lo vivimos. La Algodonera Flandria dejó familias sin padres, porque hubo gente que se murió cuando cerró la fábrica. Y otros que no se pudieron recuperar nunca más". Y consideró que "estas políticas nos llevan a esa época de esclavitud, a la pérdida de todo. Por eso, voy a acompañar esta lucha, como lo hemos hecho siempre".

En tanto, Boto señaló que "esta industria se ve en riesgo. por un lado, por la caída del poder impostivo. El segundo el aumento brutal e los servicios públicos, con algunos del mas del 100 por ciento. Y el tercero, que es determinante, es una apertura indiscriminada a nivel de comercio internacional. Esto termina afectando la competitividad, e manera desleal, porque no se puede comparar la situación económica de Argentina con muchos de los elementos que se importan".

Y apuntó contra el intendente Oscar Luciani. "Que se deje de reunir y comer con el Presidente de la Nación y se ponga del lado del trabajador, que los escuche, que atienda su problemática".

Artero anunció que el Bloque de Cambiemos "acompañará el proyecto". Y luego recordó las reuniones llevadas en la década del 90 en plena crisis y señaló que "ojalá se den de nuevo esas reuniones con funcionarios nacionales o provinciales para buscar soluciones a la problemática".

Tras la lectura de los artículos y su aprobación, se puso a consideración la moción del Bloque de Federico Guibaud, que propuso enviar el proyecto y el reclamo a los ministerios de Producción de la provincia de Buenos Aires y de Nación, al Presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Finalmente, también fue aprobada.

De esta manera, y por unanimidad, el Concejo Deliberante aprobó el proyecto de declaración ante la presencia de un importante número de trabajadores y empresarios de la industria textil que celebraron con cánticos y aplausos.

PROYECTO DE DECLARACIÓN

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de Lujan

DECLARA

Su profunda preocupación por la situación que viene atravesando desde hace más de un año el sector dedicado a la producción textil en el Partido de Lujan, solicitando así al Departamento Ejecutivo que se decrete la Emergencia Textil en todo el distrito de Lujan.

FUNDAMENTOS

La presente declaración surge debido a la grave crisis que está atravesando el sector textil en la Partido de Luján provocada por (a) la fuerte caída del consumo interno, (b) el incremento de los costos de producción a partir del proceso inflacionario disparado –fundamentalmente- por la devaluación del tipo de cambio y el incremento de los servicios públicos; y (c) la suba persistente de las importaciones textiles tanto de tejidos planos como de productos terminados. Dichas medidas de gobierno impactaron negativamente sobre los niveles de actividad de la industria, poniendo en peligro tanto la continuidad de las empresas como la fuente laboral de unos 4.500 trabajadores locales.

Para analizar la importancia del sector textil en términos de empleo, cabe mencionar que Luján cuenta con una muy alta participación del sector privado en la generación de puestos de trabajo. Del estudio por rubro también se desprende que el 12% es trabajo manufacturero, siendo la textil la actividad que emplea el 70% de los trabajadores industriales del distrito.

La información del INDEC publicada recientemente (EMI Enero 2017) muestra en 2016 una caída del total de la industria argentina del 4,6%, respecto al año 2015. En tanto que la caída del rubro textil para el mismo período –es decir todo el año 2016- fue del 4,3%. Un análisis más profundo muestra que sólo para el mes de diciembre la baja fue mucho más notoria, cayó un 27,4%, utilizándose menos de la mitad de su capacidad instalada.

Si bien esos guarismos corresponden al país en general, cabe mencionar que según la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), en base a datos del INDEC, la industria textil cayó un 12,2% en 2016, datos más cercanos a los que se observan en nuestra ciudad.

El otro aspecto de suma relevancia son las consecuencias de la crisis en el empleo, específicamente la pérdida de puestos de trabajo. Según estimaciones del CEPA, el año 2016 se registraron 3.345 despidos y 11.720 suspensiones en el rubro textil. Desde la Fundación PROTEJER aseguran, por su parte, que el empleo se redujo en 15 mil puestos, entre formales e informales, en toda la cadena textil. Se vieron afectados trabajadores de empresas medianas y grandes como Alpargatas, TN Platex, Coteminas, Guilford, GGM, Textil Neuquén, Pampero, entre muchas otras.

El mercado textil nacional consume aproximadamente 450.000 toneladas de las cuales, la producción nacional, en forma creciente abastecía el 50% a diciembre 2015. A partir de allí, la liberación paulatina y creciente de las importaciones, tanto de materias primas, de telas o de productos terminados (Confección), como así también -y cada vez en mayor escala- la baja del poder adquisitivo de la población, traducido en un menor consumo, llevó a la fuerte caída de la actividad.

A su vez, la Asociación de Empresarios para el Desarrollo Argentino relevó que el 87% de las empresas nacionales ven al achicamiento del mercado interno como factor limitante para el desarrollo de su actividad e indican como causales a la apertura indiscriminada de las importaciones y a la destrucción del poder adquisitivo de los trabajadores. Como consecuencia directa de este flagelo un 92% de las pymes nacionales no prevé aumentar su nómina de trabajadores durante el 2017.

La industria textil lujanense está formada casi en su totalidad por micro, pequeñas y medianas empresas, constituyéndose en el POLO TEXTIL DE TEJIDOS PLANOS MAS GRANDE DEL PAIS. Tiene una capacidad instalada de más de 1.700 telares -más del 30% son de última generación tecnológica- con una producción de 10 millones de metros. A su vez cuenta con otras 4 empresas que proveen los servicios de terminación y acabados de dicha producción. Dentro de las 102 empresas adheridas a la Cámara Textil de Luján, se cuenta la principal productora de tela denin (Jean) de capitales nacionales del país.

La industria local se especializa en productos de todas las líneas de telas para el sector Blanco y Hogar, Indumentaria para Uniformes de Trabajo, Fuerzas Armadas, Sanidad, Uniformes para Empresas y Entidades Públicas y, en desarrollo, para Uniformes Técnicos para la protección humana.

Según la Cámara Textil de Luján, en Luján durante 2016, la producción cayó un 55% y las ventas se desplomaron un 50%. Para sostener estos bajos niveles comerciales se ofertaron productos tratando de cubrir los costos de la fabricación sin márgenes sustentables de rentabilidad. A su vez, la cadena pagos se encuentra muy debilitada con alargamiento de plazos (más de 120 días).                                                                

Cabe mencionar que en diciembre de 2015, el sector trabajaba al 100% de capacidad, con triple turno y horas extras, ocupando más de 4.500 trabajadores. Este panorama cambió radicalmente un año después, ya que en diciembre de 2016:

- Al menos 550 personas (12% del total ocupado a diciembre de 2015) fueron dados de baja definitiva, entre despedidos y convenios de desvinculación.
- Los turnos bajaron a razón de 2 o menos días trabajados por  semana.
- Las horas extras ya casi no existen.
- Se vino suspendiendo personal y se adelantaron vacaciones.
- Las empresas comenzaron con solicitud de incorporación al programa de Recuperación Productiva (REPRO – PREBA).

Según la Asociación Obrera Textil de Luján en 2016, por caída de horas extras, los trabajadores textiles dejaron de percibir unos U$S 2 millones de pesos por mes que -sumado a la alta inflación y al aumento de los servicios- determinó una fuerte caída del poder adquisitivo de gran parte de los hogares lujanenses. Menos ingresos familiares, significan caídas del consumo local, repercutiendo negativamente en los niveles de ventas de los comercios del centro, los barrios y localidades de nuestra ciudad.

Desde el gobierno nacional, que no reconoce que sus propias políticas han provocado la actual crisis, se esboza la idea que el problema de los empresarios textiles es que no realizaron las inversiones necesarias para mejorar la competitividad del sector. En este sentido, Luján desmiente estas afirmaciones ya que la transformación productiva comprometida -no tan solo en la adquisición de bienes de capital de tecnologías de las más avanzadas a nivel mundial, tanto para las tejedurías como para las áreas de servicios de terminación y acabados para las telas producidas- para el periodo 2012 – 2015/2016 fue de aproximadamente U$S 45 millones, con una ejecución hoy del 75% de dicha inversión.

Respecto al impacto negativo de las importaciones sobre las ventas textiles, en un mercado cada vez más reducido, cabe mencionar que las mismas se incrementaron 7,5% en 2016 respecto al 2015. La FITA (Federación de Industrias Textiles Argentinas) además advirtió que "la situación es aún más dramática" si se analizan los rubros más relevantes de la industria textil, teniendo en cuenta que las importaciones de hilados de fibras discontinuas aumentaron un 22%, los tejidos de algodón 22%, los tejidos de filamento 35%, las prendas de punto 43%, las prendas planas 21% y las confecciones 40%, destacándose el incremento en toallas (+82%) y sábanas (+76,5%).

Como surge del párrafo anterior, la preocupación de los industriales textiles de Luján se incrementa al observar que las importaciones que más crecieron son aquellas donde nuestra ciudad está más especializada: tejidos planos y productos terminados como confecciones, sábanas, toallas, camisas y prendas de mujer.

Por la fundamentación realizada, y por las últimas medidas anunciadas, en particular los nuevos incrementos de tarifas y servicios, el fallido programa de Precios Transparentes, el tope de paritarias al 18%, etc., las cuales creemos aún más restrictivas del consumo interno, es que se solicita una rápida y urgente intervención para tomar medidas correctivas que revierta la crisis que está experimentando este sector productivo.

PROPUESTAS PARA CORREGIR EN PARTE LA EMERGENCIA TEXTIL

Solicitar al gobierno nacional un urgente cambio en la política comercial externa con el objetivo de frenar las importaciones que afectan al sector. No se trata de limitar todas las partidas, sino de realizar conjuntamente con empresarios y trabajadores, un análisis profundo sobre cuáles impiden el crecimiento de la industria textil.

Elaborar conjuntamente con las autoridades municipales un programa que incluya incentivos locales –reducción de tasas, capacitación, misiones comerciales, normas técnicas, etc.-, provinciales y nacionales para la mejora productiva del sector, la protección del trabajo decente y el aprovechamiento del polo textil de nuestra ciudad, con el objetivo fundamental de incrementar el valor local de la cadena.

Dar efectividad al proyecto de comunicación votado por el HCD Nº 71/2016 donde declara que se convoque a un foro pyme en defensa de la industria y el empleo local.

 

Crédito foto: Yanil Auce
 
 


   ENVIAR COMENTARIO
 
Nick
 
E-mail (no será publicado)
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
     
 
 


























 
facebook.com/lujanhoy twitter.com/lujanhoy youtube.com/LujanHoyTV