4:39 hs. - Lunes 21 de Enero de 2019
Luján, Pcia. de Buenos Aires - ARGENTINA
 
 
    Hoy   
    Deportes   
    Política   
    Policiales   
    Educación   
    Salud   
    Gremiales   
Malvinas       • Necrológicas       • Propiedades en Luján       • Carta de lectores       • Sociales       • Farmacias      


Salud | MUJERES QUE HABLAN DE ENDOMETRIOSIS
El dolor no es "normal"
17.11.18. Gimena Espin es parte del grupo "Endo Hermanas Argentina". Son mujeres que sufren el flagelo de la endometriosis y que reclaman que la enfermedad sea tratada como tal. Sostienen que los dolores menstruales no deben ser considerados como "normales", sino atendidos ante la posibilidad de este diagnóstico. El 21 de noviembre irán al Congreso de la Nación para impulsar el tratamiento de este tema y que sea ley.
 

Han pasado y pasan por estadíos de extremo dolor. Días en los que quedan "dobladas" ante los síntomas que no les permiten continuar el día y los días, de manera provechosa. Pero no es sólo -y tanto como eso- lo que sufren. Es la posibilidad de embarazos interrumpidos o la pérdida de la posibilidad de procrear, directamente. Y ante todo, pretenden y con justificada razón que el diagnóstico no sea "es normal que duela", sino que sea considerada la endometriosis como una enfermedad crónica y que debe ser tratada de manera específica.

Agrupadas en “Endo Hermanas Argentina”, ya es un interesante número de mujeres que ante este padecimiento de dolores en sus períodos menstruales debido a padecer endometriosis, se han congregado para este largo camino de la difusión de la enfermedad, esperando lograr el objetivo de alcanzar la consideración a nivel Ley Nacional.

“Nosotras tenemos endometriosis, que es una enfermedad que empieza siendo ginecológica pero después se transforma en isquémica, porque se te hacen quistes, se le llaman adherencias, o sea, empieza a nivel pélvico, ginecológico, y se va extendiendo. Hay chicas a quienes les afecta los intestinos, en casos muy raros también sube a los pulmones, al corazón o al cerebro”, comenzó contando Gimena Espin en representación de muchas "endo hermanas".

“Una de las teorías dice que esto se produce porque las células del endometrio en vez de bajar, una célula, una gota de sangre sube y se te pega y como eso sangra todos los meses, sangra donde esté y cuando eso pasa, te duele, es el dolor de un parto multiplicado por 10, vez las estrellas”, sostuvo haciendo referencia a las múltiples complicaciones que esto acarrea en el desarrollo de las actividades comunes que cualquier mujer realiza en el día.

“En muchos casos es quirúrgico, en otros se va con medicamentos, pero no hay nada certero, algo que sea específico para esto, no hay estadística precisa, pero se dice que de 10 mujeres tres la padecen,  mientras estés en una edad fértil te puede pasar. En mi caso quedé estéril, otras chicas no pueden tener nunca hijos. Muchas nunca quedan embarazadas, otras perdemos embarazos, otras quedan estériles porque esas adherencias van abarcando ovarios, útero y demás y hay que sacarlas y así te van mutilando”.

Hay que vivir esos dolores

Como todo padecimiento -físico o psíquico-, la empatía aparece como un lazo fundamental. El comprender, el pararse a la par, el sostener a la persona que padece, es el alivio necesario para que el camino hacia la mejoría sea más breve. O que la longitud del mismo se haga más llevadero. Pero claro está, quien no lo padece "en carne propia" nunca va a experimentar las mismas sensaciones. Pero ayuda y cuánto, la empatía.

“Es terriblemente doloroso. A mí me empezó a suceder a los 29 años, pero hay chicas a las que les sucede desde la primera menstruación, es terrible, te traba la vida porque no podés trabajar, no podés ir a la escuela. A veces es todo el mes, a veces es una semana antes de la menstruación, a veces una semana después, no es algo que le pasa igual a todas, depende de cada cuerpo. A mí nunca se me movió de los ovarios pero conozco chicas a las que les ha llegado hasta los intestinos”, dijo Gimena sosteniendo esta teoría con práctica certera del querer estar "hermanadas" quienes padecen de endometriosis.

“Vas al médico y generalmente te dice "no tenés nada, es normal". Pero el dolor no es normal, si duele no es normal, ese es nuestro lema, porque no podés estar retorciéndote siempre”.

Gimena Espin, de 36 años, tiene una hija. Perdió dos embarazos. Tuvo amenaza de parto prematuro, aunque luego dio a luz a término. Pero después, analizando la situación, llegó a la conclusión que los embarazos perdidos fueron debido a la endometriosis. “No era que mi cuerpo era chiquito, era esto…vas atando cabos y te querés matar y los médicos que te dicen que no tenés nada”, afirmó.

Unirse

En nuestra ciudad, esta consigna de reunirse comenzó con Gimena y con Natalia Catalano. Ambas se reúnen frecuentemente con una vecina de General Rodríguez, donde la semana pasada lograron que se apruebe por unanimidad un proyecto de ordenanza declarando a la endometriosis de "Interés Municipal" en el Honorable Concejo Deliberante de esa localidad. Y juntas formaron "Endo Hermanas Rodríguez-Luján" y forman parte de "Endo Hermanas Argentina", entidad a nivel nacional que agrupa mujeres con endometriosis.

“Queremos que se reconozca que es una enfermedad crónica, que todos los médicos ginecólogos y clínicos sepan tratarte, que cuando uno va con dolor no te digan "es normal", sino que te digan "puede ser endometriosis’, que te lo digan. Esperamos que las obras sociales lo cubran, porque esto lo pasan como una cirugía ginecológica y punto, pero no como una cirugía puntual, específica. Que sea un diagnóstico más rápido. En ese transcurso perdés la posibilidad de ser madre y se dañan los órganos”., remarcó.

A nivel local, han sido escuchadas por la concejal Erica Pereyra, estando a las puertas de poder presentar el tema en el Concejo Deliberante. Han estado difundiendo la temática en los medios periodísticos y en el caso de la ciudad de Rodríguez han llegado al HCD. “Vamos logrando dar pequeños pasos. Queremos que se termine de romper el silencio que hay en torno a esta enfermedad. Son caminos largos pero estamos hablando para que se conozca más, que a quien le pasa se de cuenta que no está sola, que somos muchas las que padecemos esto, porque ayuda mucho, te contiene mucho el poder hablar con alguien que pasa por lo mismo”.

Para no perder la posibilidad de ser madres quienes así lo desean. Para no tener que soportar inmensos dolores durante gran parte de la vida fértil. Para que en el caso de ya haber perdido la fertilidad debido a esta enfermedad, sientan la inmensa satisfacción de haber colaborado para que quien padece endometriosis no llegue al peor resultado. Ellas no están solas. Son muchas. Y estar cerca, sabiéndose a la par, empuja más al reclamo por el tratamiento a nivel nacional, considerando a la endometriosis una enfermedad crónica.  Si duele… no es normal.

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad relativamente frecuente que afecta entre el 10 y 15% de las mujeres en edad fértil, desde la menarquia hasta la menopausia, aunque algunas veces la endometriosis puede durar hasta después de la menopausia. La endometriosis altera la calidad de vida de las mujeres que la padecen, afectando a sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción.

Cuando el tejido endometriósico crece, aparecen bultos llamados tumores o implantes, que la mayoría de las veces son benignos o no cancerosos y rara vez se relacionan con el cáncer de endometrio. Los implantes de la endometriosis están influidos por el ciclo menstrual, de tal manera que en cada menstruación surgen una serie de problemas.

Los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, por lo que se desarrolla una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionan posteriormente obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales llegando incluso a confundirlos con infecciones urinarias.

La endometriosis no tiene cura. Sin embargo, hay muchos tratamientos, cada uno de los cuales tiene sus ventajas e inconvenientes. Es importante que haya una buena relación entre el médico y la paciente, para poder decidir cuál es la mejor opción para esta, para lo cual hay que tener en cuenta su estilo de vida, los síntomas, la edad y si desea o no quedar embarazada.

Presencia en el Congreso Nacional

El miércoles 21 de noviembre estarán presentes en el Congreso de la Nación con el objetivo de impulsar el tratamiento de este tema. “En San Luis, Mendoza y Río Negro ya tenemos media sanción para la Ley, pero faltan todas las otras provincias, ojalá que se pueda dar en todo el país”, sostuvo Gimena.

Contacto

Se pueden contactar a través de Facebook a “Endometriosis General Rodríguez-Luján”  o “Endo hermanas Argentina”. Y también al teléfono (2323) 361476.



Nota: Lili Ricciardulli
 
 


   ENVIAR COMENTARIO
 
Nick
 
E-mail (no será publicado)
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
     
 
 


























 
facebook.com/lujanhoy twitter.com/lujanhoy youtube.com/LujanHoyTV