18:28 hs. - Jueves 17 de Enero de 2019
Luján, Pcia. de Buenos Aires - ARGENTINA
 
 
    Hoy   
    Deportes   
    Política   
    Policiales   
    Educación   
    Salud   
    Gremiales   
Malvinas       • Necrológicas       • Propiedades en Luján       • Carta de lectores       • Sociales       • Farmacias      


Información General | LOS RUIDOS QUE DUELEN
Autismo Luján y una campaña para "escuchar"
29.12.18. Todas las campañas tienen algo para decirnos… especialmente esta en la que se proclama menos estridencias. En tiempos de festejos con pirotecnia, la gente de la Asociación Civil Autismo Luján difundió su pedido de empatía en el espacio de la Feria Franca, previo a la Navidad. Y este sábado volverán a hacerlo. Duros relatos de los daños que causa la pirotécnica en los chicos con autismo.
 

Las celebraciones son condimentos necesarios para el alma. Nos unen, nos potencian las alegrías, nos acercan, nos encuentran, nos hacen compartir una felicidad efímera, transitoria o extensa, con quienes de una y mil maneras se alegran por el otro o vivencian lo mismo que el otro… el otro… pensar en el otro. Y ahí aparecen los protagonistas que no son parte de ciertas expresiones de celebración, esas que se muestran a puro ruido, con el poco sentido común: ruido máximo lógicamente molestando, dañando, lastimando, provocando momentos de tensión que nada tienen que ver con esas celebraciones a las que nos referimos cuando hablamos de compartir la alegría.

Porque si celebrar daña a otro, entonces, no debería ser así la celebración. Debería ser ejemplo de poder darnos cuenta que a no todos nos pasa lo mismo y que el respeto tiene y debe ser el mejor aliado de la convivencia.

Con la utilización de la pirotecnia sucede el claro ejemplo de esa falta de respeto. No a todos los alegra el estruendoso sonido de los estallidos. No a todos les hace bien. A algunos, unos cuantos y muchos, les hace mal. Animales y humanos. Entonces, humanos celebrando de una manera que le hace mal a otros… es algo que ojalá dejara de pasar.

Y para hacer hincapié en esa necesidad de la empatía, es que la gente de "Autismo Luján" colocó su stand en la Feria Franca el sábado 23 de diciembre, donde entregaron folletería y dialogaron con el público acerca de estas Fiestas, el uso de pirotecnia y el efecto dañino que causa en las personas con autismo.

“El problema sigue siendo el mismo de todos los años y la concientización es un trabajo de hormiga, porque en esto hay que empezar a mirar al otro, a tener empatía y eso parece que nos cuesta más a los seres humanos”; comenzaba diciendo Ianina, parte de la Asociación Civil Autismo Luján.

Y agregaba: “Los chicos con autismo sufren muchísimo el tema de la pirotecnia, no disfrutan las Fiestas como los demás chicos, son momentos de mucho estrés para muchas familias, hay muchos casos en que los chicos agreden a otros y a sí mismos cuando empiezan los estallidos, se lastiman, los papás tienen que buscar distintas estrategias como irse de la casa con el auto a lugares donde no haya tanto ruido, o meterse adentro de un baño, contenerlos físicamente, poner música fuerte para que por lo menos el ruido sea armónico y no les haga tanto daño. Es muy dura la vida de las personas con autismo y de las familias. Así que nuestra campaña es para concientizar sobre la problemática y que todos empecemos a ser más empáticos y ponernos en el lugar del otro. Se sufre mucho y no solamente los chicos, sino las personas mayores, sufren los bebés, sufren los animales. Entonces, esto no es nada más que por los chicos con autismo, que es lo que nos toca representar a nosotros, sino que esta campaña es también por toda la sociedad. A nadie realmente le hace bien un estallido y mucha gente inclusive que ha vivido guerras, le remite a eso y es durísimo. Es hora de empezar a concientizarnos acerca de esto”, aseguraba con el dolor de mamá de un niño autista y con la empatía de saber que son muchos a los que este tipo de celebración daña.

“Con mi nieto pasamos ahora juntos este 31 a la noche. Es como aislarse porque estamos con él nosotros, los abuelos y los tíos, somos siete porque sabemos que si nos juntamos con toda la familia, ponemos incómodos a los demás porque es un momento angustioso, y ya tenemos preparado todo: va a ser en el baño, con el grabador con música y en el momento que sean las 12, ahí estará mi hijo con el nene que empieza a los gritos y hay que contenerlo…”, sumaba su testimonio Cristina, con el llanto amargo de ya imaginarse ese momento, tan poco feliz, tan alejado a la felicidad, tan injusto… eso, precisamente, injusto. Porque ese dolor, se provoca utilizando pirotecnia.

“No tomamos conciencia de cómo estamos festejando, más allá de la religión, es un momento que tiene que traer paz, que tiene que traer armonía y eso es todo lo que no hacemos. Pero bueno, es una cuestión de seguir con este trabajo de hormiga”, decía Ianina que instaba a que más voluntarios quieran ser parte de la asociación.

“A nosotros nos cuesta mucho porque tenemos en nuestras familias personas con autismo, entonces se nos hace difícil la militancia de esta causa porque tenemos nuestras realidades también con nuestros hijos y nos demanda muchísimo tiempo”, mencionaba y luego detallaba los contactos para los que quieran sumarse: al 011 68978843/2323, 15583879 o en la página de Facebook Autismo Luján.

Defenderlos, cuidarlos, mostrar la realidad

Conocer que están. Saber que están. Sentir que sufren con los estallidos en esos momentos de celebración que ojalá, algún día, sean de otra manera menos perjudicial. Y acompañarlos, defender los derechos que tienen y que están en el listado de lucha de Autismo Luján.

“Tenemos que defender todo el tiempo los derechos de ellos que están siendo de alguna manera puestos en duda permanentemente en este momento político, así que es muy difícil para nosotros no solamente lograr que ellos puedan avanzar, sino también pelear con las obras sociales para que cubran las prestaciones, para que les paguen a los prestadores, es una pelea permanente pelear para que una obra social cubra eso porque la verdad el Estado ya casi no cubre absolutamente nada, muchos padres tienen IOMA y no les cubre casi nada y, encima, pelear por la supervivencia porque todos tenemos que trabajar", detallaban.

"Las familias pasamos octubre, noviembre y diciembre peleando para que las prestaciones sean aprobadas para el año que viene, prestaciones que hoy, todavía de este año, no están pagadas y incluyen psicopedagogía, pedagogía, musicoterapia, todo lo que necesitan los chicos Hay prestaciones que no se cubren por una cuestión de arbitrariedades de las obras sociales”, agregaban al tiempo que mencionaban la posibilidad de estar presentes en el espacio de la Feria Franca este sábado, continuando con la campaña de concientización "Más luces, menos ruidos".

“Somos un grupo grande pero es complicado estar todo el día acá”, mencionaba Cristina instando entonces a que más voluntarios se sumen y agradeciendo a los anfitriones de este espacio de campaña: “La gente de la Feria Franca siempre nos abrió las puertas, es un espacio para reivindicar, espacio de la gente, muy solidarios todos, así que un gran agradecimiento a la Feria y a sus organizadores”.

Y acerca de la realidad en cuanto a la venta de artículos pirotécnicos en la ciudad, expresaban: “Nosotros no vamos a ir a enfrentar a los vendedores, entendemos que están vendiendo porque invirtieron una moneda para hacer una diferencia, pero empecemos a entender que por ahí podemos cambiar un no comprar esa pirotecnia y ese vendedor el año que viene va a tener que vender pirotecnia que no sea de estallido y hace su negocio igual”.

Un negocio que perjudica a muchos. Y que debería ser parte de un cambio de usos y costumbres… conociendo la realidad triste que provoca la pirotecnia en las personas que sufren autismo y sus familias.
“Lo que queremos es empezar a ver el tema de la ordenanza, para ver si podemos presentar un proyecto de ley, sumar a las protectoras de animales, a la gente de ancianidad, de los recién nacidos, hay mucha gente que se ve afectada por este tema, no somos sólo nosotros, es cuestión de unirse y organizarse”, decía Cristina.

Los ruidos duelen. Estos ruidos duelen mucho. Hay una falta de empatía de quienes celebran sabiendo que a otros, perjudican. Las Fiestas son un momento especial y ahí deberíamos encontrarnos todos… más allá de religiones, de realidades personales. Deberíamos comprendernos y pararnos a la par. Sumar alegría, esa que brilla. Esa que sana y abraza y protege y hace ver con esperanza el día de mañana mismo.

Este fin de año…Más luces gente, menos ruidos…

 

 

 

Nota: Lili Ricciardulli
 
 


   ENVIAR COMENTARIO
 
Nick
 
E-mail (no será publicado)
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
     
 
 


























 
facebook.com/lujanhoy twitter.com/lujanhoy youtube.com/LujanHoyTV