23:38 hs. - Domingo 15 de Julio de 2018
Luján, Pcia. de Buenos Aires - ARGENTINA
 
 
    Hoy   
    Deportes   
    Política   
    Policiales   
    Educación   
    Salud   
    LujanHoyTV   
Malvinas       • Necrológicas       • Propiedades en Luján       • Carta de lectores       • Sociales       • Farmacias      




Política | EL TEXTO COMPLETO DE MIGUEL PRINCE
"Cumplí un ciclo y quiero promover intensamente el trasvasamiento generacional"
03.02.15. Tras la primicia de LUJANHOY sobre la renuncia de Miguel Prince a la presidencia del PJ, ahora publicamos el texto completo escrito por el exintendente. En él, pide la "unidad" a partir de un debate interno y la construcción de abajo hacia arriba. Además, apunta contra los "traidores, mediocres y mezquinos a los que los unió el odio y el espanto" en 2011. Y también analiza el resultado electoral de 2013, al que considera "el peor en la historia del peronismo lujanense".
Miguel Prince el 22 de noviembre de 2013, junto a los jóvenes militantes durante la presentación de la lista para las internas partidarias.
 

Anoche, tal como informara en primicia LUJANHOY, Miguel Angel Prince hizo llegar una extensa carta en el marco de la reunión mensual del Consejo del Partido Justicialista (Ver nota relacionada?. En ese texto, que tiene fecha del 15 de diciembre de 2014, llama a la "unidad del partido" y a "defender a Cristina". Además, apuntó contra la exintendente Graciela Rosso, el "antiperonismo lujanense" y los "traidores y mediocres" que apoyaron en 2011 al vecinalismo.

Y ahora, este medio publica en exclusiva la carta completa que escribió el exintendente.

El texto

Al vicepresidente del Partido Justicialista del distrito Lujan, compañero Abel Rausch

Me dirijo al compañero vicepresidente, y a través suyo a los demás miembros del Consejo partidario, a los efectos de presentar de modo formal mi renuncia al cargo de presidente para el que fui elegido hace exactamente año un atrás, el 15 de diciembre de 2013.

Le consta a los compañeros mi intención, ya anticipada desde meses atrás, de concretar la referida renuncia. Como respuesta, también en reiteradas oportunidades, recibí y recibo el pedido que desistiera de esta decisión, o que la postergara.

Una vez más le pido a los compañeros fraternal y especial comprensión con esta determinación.

Humana y francamente, y como ya lo hemos conversado, siento la necesidad  - y obligación – de fundamentar esta presentación, ahora si formal.

Como saben, mi renuncia obedece a razones esencialmente personales (salud, familiares, profesionales), que por supuesto también tiene causas, motivaciones, consecuencias, análisis e interpretación política, que no pueden ni deben soslayarse.

Desde hace tiempo, mi prioridad es mejorar y fortalecer, mi condición de padre. Estar lo más cerca posible de mis hijos, sobre todo en aquellos momentos que sean difíciles. Esto, igualmente, es conocido por muchos, y lo he compartido, cuestión que también agradezco, con todos  aquellos que han estado más cerca.

También son conocidos mis problemas de salud, en algún caso con nuevas complicaciones. En una mezcla de realismo e ironía, puedo decir que ya soy un hombre mayor, sexagenario, y que mi gran problema es el tiempo..., el tiempo que tengo encima. Calendario, que le dicen. De todos modos, no me entrego. Trato de seguir dos consejos: 1) Antonio Cafiero solía decirme, “Miguelito, el General decía que la primera obligación de un dirigente es mantener una buena condición física; y 2) Erich Fromm sostiene que “la mejor condición del hombre es estar enamorado.

Objetivamente no estoy en condiciones de sostener responsabilidades, iniciativas y protagonismos propios del cargo y de la presente y difícil etapa política, especialmente en nuestro querido Luján. Asimismo, desde el 2008, una vez finalizado mi último mandato como intendente, fui tomando trabajos profesionales lo que también me resulta un desafío con necesidades y exigencias extras. 

Y la razón centralmente política de la renuncia es guardar coherencia con mi voluntad expresada en octubre 2011 (“cumplí un ciclo, una etapa y quiero promover intensamente el trasvasamiento generacional, transferir las banderas, nunca bajarlas, pasar la posta”). En esa dirección, y como excepción a aquella decisión, he acompañado casi testimonialmente a “los pibes”  durante un año en el nuevo consejo partidario, después del triunfo en las internas.  Y realmente, el único modo de pasar la posta es – justamente-  pasando la posta. He tratado de ser puente. Cuando Perón impulsó la  participación protagónica y  masiva de la juventud a través del trasvasamiento generacional, le gustaba decir: “yo ya hice lo mío, esta es la hora de ustedes” 

Seguramente no hice todo lo que hubiera querido, pero hice todo lo que pude. He tratado de ser coherente y mantener las convicciones. Con compromiso y solidaridad. A título ilustrativo y formando parte de ésta, les acompaño copia del texto del mensaje de asunción de mi primer mandato como intendente en diciembre de 1987. Intenté, con mis carencias, acercarme al ejemplo de San Pablo: “he peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé  la fé” (4.7).

En términos políticos, por que de eso inicialmente también se trata esta nota, debo y quiero compartir algunas humildes reflexiones, que pretendo tengan el sentido del aporte militante, con verdadero espíritu crítico, solidario y colectivo. La historia, “maestra de la vida”, me permite ordenar – creo – algunas imprescindibles y mínimas referencias.

En 2007, por errores y desgaste en la gestión, pero màs de campaña (aunque no es fácil desagregarlos), fuimos derrotados por escasìsimo margen por una acuerdo-propuesta polìtica que en aquel momento tambièn se identificaba  como kirchnerista. A partir de ese momento, no tanto por nuestro entusiasmo sino fundamentalmente por la acciòn, el esfuerzo, la energìa y las prioridades desplegadas por la gestión entrante, los vecinos y los compañeros volvieron ràpidamente a acordarse de nosotros. Una frase de esos dìas lo sintetizaba: “la mejor militante de Prince es la actual intendenta”. Casi sin iniciativa ni motivación por parte nuestra, los acontecimientos nos posicionaron otra vez. Fue asì que ganamos categóricamente (casi por abandono) la interna partidaria de noviembre de 2008 y las legislativas de medio tèrmino de  junio de 2009. Soportando el “vale todo”, tanto desde el adentro como desde afuera del peronismo llegamos a las PASO (primarias) del 2011, con un masivo, comprometido y activo aporte de nuevos cuadros (sub-40) tècnicos polìticos, acompañados de la esperanza  genuina y entusiasta de militantes de base, territoriales, sociales, instituciones y vecinos. Todo traducido en una plataforma de gobierno que actualizaba polìticas de estado, objetivos estratègicos y ejes de gestión. Se ganaron las primarias de agosto, pero las que había que ganar , las generales de octubre, se perdieron. “Elecciones buenas son las que se ganan”. Se obtuvo casi el 44%. Para el peronismo de Lujàn (inclusive para cualquier fuerza polìtica en cualquier lado) un porcentaje de votos excelente. Sòlo superado como comportamiento electoral por nuestra reelección de 1999 con el 51%. En la del 2011, además del enorme esfuerzo local, por supuesto que contamos con la “tracciòn” de la compañera Cristina que llegò al 54%. En mi opinión, básicamente cometimos serios errores tàcticos entre las primarias y las generales. Entre otras cuestiones, nos confiamos, creímos que ya habíamos ganado, fuimos soberbios. Primero la autocrítica. Nos enseñó Perón: “la primera obligación del conductor es llevar sus tropas a la victoria”. Estuvimos muy cerca, pero no alcanzó. Del otro lado, sin menospreciarlos, se aglutinó en sus distintas variantes el acendrado antiperonismo lujanense, gorilas, vecinales, radicales, socialistas democráticos y – debemos tener memoria y decirlo – traidores, mediocres, mezquinos y resentidos. En realidad, un amontonamiento, otra triste “alianza”. A varios los unió el odio y el espanto. Lejos de las coincidencias programáticas, y más aún del amor o de una idea.

Con gran frustración, decepción, desconcierto, pero con la responsabilidad de la hora, en esa misma noche del 23 de octubre de 2011, y como corresponde a quien sabe ganar y perder, y sobretodo hacerse cargo como principal responsable en la derrota, a quien piensa que la contradicción principal es liberación o dependencia, pero que tambièn tiene incondicional, inclaudicable e irrenunciable vocación y práctica democrática, felicité al intendente electo. Le manifesté que en la medida que definiera, coincidiéramos e implementara polìticas de estado en objetivo beneficio de la comunidad, humildemente podìa contar con mi colaboración y ayuda, y en ese sentido y con esas condiciones, quedaba a su disposición. Entendì que era una situación y una oportunidad absolutamente inèdita en la historia de Lujàn para un acuerdo para esas polìticas, a travès de un gobierno con espìritu de reconstrucción, salvaciòn o reparaciòn, en atención a lo que era consenso generalizado respecto a la situación en que quedaba el estado municipal y la comunidad luego de los 4 años anteriores, y sobremanera a que entre las dos propuestas  polìticas se expresaba el 90% de la voluntad de nuestros vecinos. Nunca tuve una respuesta.

Esa misma noche me hice ùnico responsable de la derrota, renunciè a la presidencia del PJ, y públicamente mis palabras fueron: ”he cumplido un ciclo, una etapa. Seguirè teniendo vocaciòn polìtica. Obviamente, como siempre,  seguirè siendo peronista mientras tenga vida. Seguirè militando, pero sin protagonismo, ni responsabilidad, ni iniciativas de conducción. Fundamentalmente impulsando el trasvasamiento generacional”.

En líneas generales, en eso he estado, estoy, y estaré. Apoyar y alentar a los compañeros que asuman, està claro que con beneficio de inventario y sin avergonzarse de la historia del peronismo de Luján, su identidad, sus luchas, sus banderas, sus logros, su pertenencia al movimiento nacional y popular, como herramienta en la construcciòn del frente de liberación, con claro contenido anti-imperialista, anti-oligárquico, antiburocrático, participativo, democrático, revolucionario y latinoamericanista, ubicado ideológicamente en una verdadera izquierda nacional y popular, con debate y actualizaciòn doctrinaria permanente, manteniendo como referencias bàsicas e imprescindibles e insoslayables nuestra “filosofìa de vida simple, pràctica, popular, profundamente humanista y cristiana”, las 20 verdades y el recuerdo y homenaje constante a todos los caìdos en la lucha por la emancipación nacional, en especial a los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos.

Resulta apropiada aquí la cita de nuestro brillante intelectual el compañero. Rodolfo Walsh: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas”. 

En noviembre del año pasado, y ante la convocatoria a elecciones internas para el mes siguiente, muchos y queridos compañeros desde el afecto, las convicciones y la historia me pidieron, exigieron y reclamaron que aceptara encabezar una lista. Se trataba de compartir, de la mano de los jóvenes,  una propuesta con claro contenido polìtico-ideològico con un programa, que sostiene lo siguiente: 1)  en estos 30 años de democracia, los peronistas siempre hemos creìdo y defendido los principios de participación, ampliación de derechos e inclusión. Tambièn somos concientes de las deudas pendientes y necesidades de nuestro pueblo; 2) los partidos polìticos son pilares fundamentales de la democracia y estas internas no son solo una obligación formal, sino tambièn una necesidad y oportunidad propicia para medir representatividades, acreditar personerìa, revalidar tìtulos en una sana y respetuosa participación de los compañeros afiliados; 3) El peronismo de Lujàn tiene que constituir la real expresión de la historia, la identidad, el sentido de pertenencia, los valores, los sentimientos, la cultura, las creencias, las costumbres, la movilización y organización solidaria, para reestablecer el valor polìtico y doctrinario que nos enseña que “el que gana conduce y el que pierde colabora”; 4) sobre la base de la unidad, solidaridad y organización tenemos que acompañar e interactuar con el Proyecto Nacional y Popular que conduce Cristina Fernàndez de Kirchner, con conciencia, humildad, grandeza, autocrìtica, militancia, coherencia, compromiso, mìstica y con fuerte identidad, rescatando con orgullo lo mejor de nuestra rica experiencia; 5) Estamos dispuestos a continuar y profundizar el debate doctrinario, discutiendo orientaciones, pràcticas y polìticas acordes a las realidades històricas y emergentes de Lujàn, alentando la permanente formación y capacitaciòn polìtica de nuestros compañeros; 6) como decìan Peròn y Nèstor, creemos y fomentamos el trasvasamiento generacional para la continuidad y trascendencia històrica del Movimiento Peronista; 7) la militancia le ha pedido al compañero Miguel Angel Prince que asuma el compromiso de encabezar esta lista  y èl aceptò poniendo por sobre sus intereses personales un proyecto colectivo; 8) Necesitamos articular con los concejales y consejeros escolares del Frente para la Victoria – PJ, actualizando polìticas de estado y objetivos estratègicos; 9) nos duele la presencia del partido de la dictadura cìvico militar genocida en la Municipalidad y sabemos que sòlo la organización y movilización popular nos va a permitir a los peronistas recuperar el municipio; 10) Anhelamos que el peronismo posea su casa propia, que debe ser espacio de identidad, encuentro, participación, debate y coherencia. Un espacio para impulsar y promover el debate interno, el protagonismo y el crecimiento de nuestros compañeros”. Con esa propuesta, los compañeros màs jóvenes salieron a la cancha a pura militancia en una disputa notoriamente desigual en especial en cuanto a recursos y aparato frente a una lista que mezclaba sindicalistas con otros candidatos y apoyo expreso o implìcito de todas las otras agrupaciones. Y ganaron los pibes. Yo solo prestè el nombre. Asì lo sentì y lo siento. Quizà esa haya sido una de las razones por la que me abstuve de concurrir al festejo y tambièn de la presente renuncia. Serìa hipócrita si no mencionara que tambièn de un modo muy marcado, coincidente, concordante y reiterado, los compañeros transmitìan su impotencia, desazòn, disgusto, incomprensión y bronca por el peor resultado electoral en la historia del peronismo lujanense sucedido semanas antes (octubre de 2013), señalando y reprochando como causa o como agravante la ausencia de un mensaje con identidad ideològica, incluyendo el ninguneo de Peròn, Evita, Nèstor, Cristina, nuestra luchas y nuestros màrtires. Fue un golpe muy duro que es inexorable e impostergable analizar responsable y seriamente. Con 64000 votantes apenas se superaron los 14000 votos. Un porcentaje del 23%, el màs bajo de una lista oficial peronista. Dos años antes, en 2011, los candidatos locales del FpV habìamos logrado 23000 votos (con 58000 votantes), con un porcentaje de casi 43 %. Por supuesto que contando con el arrastre de nuestra candidata a presidente. Está claro que, a esta altura, dos años en la vida de los pueblos es mucho y en especial en la política y su dinámica. Por ejemplo no se puede ignorar el fenómeno Massa y su impacto local. Remontar esta situación no va a ser fácil.  Se trataba y se trata de encauzar esa frustración, revirtiéndola, recuperando un mensaje peronista, que vincule el proyecto nacional y popular y la identidad de Luján. Como dice la vieja y tradicional escuela de los arquitectos del patrimonio histórico: “ningún futuro sin pasado”.

Cuando acepté acompañar la lista de la interna de diciembre de 2013, haciendo una excepción a mi decisión de octubre de 2011, justamente les aclaré a los jóvenes que yo los acompañaba a ellos y no a la inversa. Con mis dificultades, limitaciones y errores, les consta, hice un esfuerzo durante los primeros meses del 2014. Pero desde hace varios meses, aún preanunciando oralmente mi renuncia, no me ha sido posible tener presencia o actividad alguna partidaria. Por eso, ante esta imposibilidad real y la decisión ya tomada desde hace tiempo, no es ni moral, ni ético, ni conveniente demorar más su presentación formal. Ruego una vez màs la comprensión de los compañeros.

Sobre la base de las coincidencias, los valores, la metodología y los objetivos señalados, limitaciones mediante, estoy a disposición de los compañeros. Reitero, sin protagonismo ni responsabilidades de conducción. Creo, también, haber cumplido con el objetivo esencial de esta etapa: “pasar las banderas”.

La hoja de ruta está marcada y en marcha. Entiendo que se ha puesto un especial esfuerzo tanto en la campaña de afiliación (acompañando al PJ provincial), como en actividades deportivas, recreativas, culturales, de memoria-verdad-justicia, ciclos de formación política, foro programático. etc. También es de resaltar la interacción con Nación, Provincia, y los bloques de concejales y consejeros escolares, en iniciativas y programas trascendentes para la comunidad (precios cuidados, progresar, inundaciones, seguridad, plan documentario, nuevo ferrocarril, obras viales, infraestructura escolar). Creo, humildemente, que todas estas actividades deben continuarse, ampliarse y mejorarse. También sugiero respetuosamente realizar un nuevo esfuerzo de unificación del bloque de concejales, convocando a todos aquellos que registren la condición de afiliado y/o adhiera expresa y coherentemente al Proyecto Nacional y Popular, siempre con la inexorable y lógica exigencia de autocrítica a aquellos que defeccionaron y se aliaron con la UV en las elecciones de 2011.

Un objetivo que históricamente ha sido incumplido total o parcialmente es la apertura y funcionamiento de locales en barrios y localidades, las unidades básicas. Dicho con autocrítica, ha sido una tarea difícil sostenerlas en el tiempo, más allá de las coyunturas y activismo electoral, y lograr que realmente cumplan con los objetivos y metodologías ideados originalmente por Perón y Evita, es decir núcleo inicial territorial de organización político-doctrinario-sociocomunitario.

Otra histórica asignatura pendiente, pero de innegable necesidad: la casa propia.

En el 2015 la hoja de ruta del PJ tiene la enorme e indelegable responsabilidad de ser la herramienta central en el proceso electoral de conformación del Frente para la Victoria. Mi modesto mensaje: se debe ampliar y profundizar el compromiso y el activismo de la militancia organizada de Luján en la construcción del movimiento nacional y popular con la conducción de Cristina, oponiéndose en la lucha y en la calle al adversario principal, es decir, al gobierno local gorila y así recuperar el municipio para el pueblo. Unidad de concepción para la unidad de acción. Construir la unidad en la lucha y en la acción. Simultáneamente, continuar y reforzar la articulación e interacción, gestionando con sentido solidario y colectivo con los gobiernos nacionales y provinciales. Sin mezquindades, sectarismos, exclusiones, individualismos ni vedettismos. Con una comunidad movilizada y organizada. Con participación, promoviendo poder popular. Apuntalar la construcción colectiva. Unirse desde abajo, organizarse militando.

Para que el justicialismo de Luján, con el Frente para la Victoria, vuelva a conducir el estado municipal, previamente deberá, es obvio, unirse, militar y organizarse para recuperar su capacidad de victoria. Para encarar esa tarea, se tendrán que aplicar realmente los valores absolutos doctrinarios, que de modo lúcido y reiterado viene planteando la Cra. Cristina: UNIDAD, SOLIDARIDAD Y ORGANIZACIÓN, con democracia interna, participación, representatividad, humildad, respeto, debate y autocrítica. Es decir: unidad  a partir de la representatividad. Unidad lo mas genuina posible. La unidad como resultado de la autentica participación de las bases.

El peronismo de Luján merece y debe salir de la crisis y del peor comportamiento electoral de su historia, y simultáneamente ayudar a la Cra. Cristina. Desde nuestro punto de vista, la unidad, solidaridad y organización que posibilitará esa recomposición o recuperación se basará en auténtica representatividad, sana conciencia, humildad, grandeza, autocrítica, militancia, coherencia, compromiso, mística, alegría, y fuerte identidad, rescatando lo mejor de su rica experiencia.

“Recuperar la memoria, reconstruir la historia, dar testimonio” y “la patria existe, la lucha continúa, la liberación es posible”, más que consignas nuestras, en Luján fueron conciencia y acción de gran parte de la comunidad.

Aún en situación difícil, encarando un verdadero desafío, el peronismo de Luján no debe rendirse, ni venderse, ni ponerse en oferta. Recordemos la valentía y dignidad con que se enfrentó esa vergonzosa e inédita “fuerza de ocupación”  (funcionarios foráneos) del 2007/2011. Aquí, otra vez, la referencia obligada, para no errar el camino, vuelve a ser  el poema hernandino:

“Para vencer un peligro,
salvar de cualquier abismo,
por experiencia lo afirmo:
más que el sable y que la lanza
suele servir la confianza
que el hombre tiene en sí mismo”. 

A los profetas del odio y la difamación: no se vence con “aprietes”, soborno, odio o violencia. Se vence con inteligencia y organización. Consejo adicional de la Biblia Gaucha:

“Si les hacen una ofensa,
aunque la echen en el olvido,
vivan siempre prevenidos;
pues ciertamente sucede
que hablará muy mal de ustedes
aquel que los ha ofendido”.   

Ya hemos dicho: ni Luján es “res nullius”, ni el peronismo es un bien mostrenco (que no tiene casa, ni hogar, ni señor o amo conocido).

Insistimos: el peronismo de Luján debe intentar expresar la historia, la identidad, el sentido de pertenencia, los valores, los sentimientos, los intereses, la cultura, las creencias, las costumbres, la producción,  la organización y la movilización solidaria, con la activa participación, planificación y desarrollo de nuestra comunidad, articulando permanente con un proyecto provincial y con un proyecto nacional y popular. No somos una isla, somos un territorio que se necesita recíprocamente con la región, la provincia y la nación. 

De acuerdo a últimas experiencias es aconsejable y .conveniente que desde la superestructura nacional y provincial ayuden a la militancia peronista de Luján a recuperar la conducción del estado municipal, pero sin imposiciones, injerencias, ninguneos, sectarismos, discriminaciones, o exclusiones irritantes y salvajes. Son graves errores y, más temprano que tarde, se terminan pagando. No hay modelos para armar. El PNyP necesita que nosotros ayudemos desde acá. Esa es nuestra responsabilidad indelegable. Representatividad y responsabilidad territorial de abajo hacia arriba. El PNyP y Cristina necesitan que también tomemos decisiones desde acá, de Luján, articulando e interactuando. Necesita que nosotros le aportemos y tomemos iniciativas. Un cuadro político tiene autonomía táctica. Las ejecuciones son descentralizadas. Cuando un militante está correctamente adoctrinado ejecuta del mismo modo, esté en La Quiaca o en Tierra del Fuego, nos enseñó Perón.

Trabajar y militar para ganar, pero estar preparados para perder, “para ir a la calle”, como también señaló Máximo. Garantizar el NUNCA MENOS.                   

No bajar las banderas. Garantizar ideología, historia e identidad peronista, objetivos estratégicos, políticas públicas, ideas, programa, plataforma, participación, construcción colectiva, compromiso y responsabilidad. Comentan que en las elecciones del 2013, hubo que soportar que algún “estratega” debutante sentenció “en las internas hay que ir por el medio”, dicho esto con cara de sapiencia, de tipo superado, que sabe todo y un poco más. Y salimos terceros. La historia y las ideologías existen. Y la responsabilidad también. 

“Confianza en nuestras propias fuerzas”, no se cansaba de repetir Néstor.  “Nada podemos esperar, si no es de nosotros mismos” y “caminemos con nuestros propios pies”, nos sigue diciendo desde el nacimiento de la Patria Grande, el oriental José Gervasio de Artigas, el Protector de los Pueblos Libres.

Los dirigentes, el equipo, los candidatos, los funcionarios tiene que ser como nosotros. Como en esta hora latinoamericana (dice el Rafa Correa: “cambio de época, no época de cambio”) en la que, como nunca, sus dirigentes se parecen a sus pueblos. 

Jauretche relata últimas recomendaciones de Irigoyen (dos veces presidentes, el primero electo por voto popular), quien se pasó 60 años de su vida luchando “por la causa en contra del régimen” que, ya moribundo, insistía: “muchachos, hay que empezar de nuevo”. Pero desde las viejas luchas, cicatrices, memoria, coherencia, formando parte de una larga marcha, con sus luces y sombras. Sin proyectos personales. No es el “cine continuado” que empieza cuando uno llega. Hay que reconocer la preexistencia. Sin exclusiones, salvo los traidores que hayan trabajado conciente y expresamente en contra del FpV, para que el partido de la dictadura  cívico-militar-genocida-desaparecedora acceda al gobierno municipal, a menos que formulen la pertinente autocrítica. Para ganar, primero hay que tratar de incluir la mayor parte del peronismo de Luján. Desde el reciproco reconocimiento y respeto entre los compañeros. Eso restaura una esencial proximidad, imprescindible para un crecimiento cuantitativo y cualitativo del movimiento que garantice próximos triunfos. Con construcción paciente, seria, humilde, respetuosa, persistente, con arraigo, con adhesiones que sean el resultado de la persuasión, la confianza, el camino compartido con sacrificios y alegrías. “Lo que cuesta vale” (dicho popular). La militancia, la mística, la vocación, la sensibilidad, se alimentan, se “riegan”, no se compran en el kiosco. Con la razón y el sentimiento siempre sostuve que todo lo trascendente y genuino nace desde abajo hacia arriba y desde la periferia al centro.

Como fundamento, dos licencias poéticas:

“Mas Dios ha de permitir
que esto llegue a mejorar;
pero se ha de recordar,
para hacer bien el trabajo,
que el fuego, pa calentar,
debe ir siempre por abajo”.
José Hernández

“Hay personas que luchan un dìa, y son buenas.
Hay otras que luchan un año, y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenas.
Pero hay las que luchan toda la vida: esas son las imprescindibles”
Bertold Brecht

En el contexto electoral del año 2015, en mi opinión el PJ debiera alentar  y garantizar el uso de las PASO como sana y transparente  herramienta de participación y democracia interna (reforma polìtica generada por nuestro gobierno nacional) para que todos los sectores del PNyP puedan expresarse libre y naturalmente, sin condicionamientos, censuras ni proscripciones. Se trata de trabajar y crecer en la edificaciòn de la propia propuesta, sobre la base tambièn del esfuerzo, los valores  y las condiciones tambièn propias, con respeto y sin destruir o agraviar a los compañeros ocasionalmente adversarios. Hay frases que no tienen nada que ver ni con la moral, ni con el peronismo: “en polìtica vale todo”, o el “viste, esto es polìtica”, “¿y, vos dónde vas a jugar?”. Extirpar de raìz la soberbia, la traiciòn, la mezquindad, el resentimiento, la envidia; es decir, el liberalismo, la competencia, la sociedad de consumo infiltrada en el movimiento. Aprender de errores anteriores. Pèsimo favor le hacen a la patria, a la comunidad, a la polìtica, a la democracia, y en este caso a nuestro querido movimiento, aquellos que andan por la vida diciendo que la moral y la ética nada tienen que ver con la polìtica.

En el peronismo siempre ha sido  natural, justa y necesaria la actividad de corrientes internas. Peròn dijo: “todos llevamos el bastòn de mariscal en la mochila”. 

Es una necesidad y oportunidad para acreditar representatividades, revalidando títulos en el contexto de una sana y respetuosa consulta popular, sin golpes bajos u operaciones o maniobras arteras o solapadas para impedir la pertenencia, referencia, o identidad en el espacio común y el uso de las boletas completas del FpV. Modestamente, en mi opinión se corren dos riesgos. Uno, la actitud sectaria, excluyente, inmoral, torpe y suicida, de “gestionar” la exclusión o censura de alguna lista, condicionàndola, obligàndola o empujàndola a presentarse con la boleta mutilada (“corta”). De esas agachadas miserables es muy difícil volver. Crea resentimientos y heridas, y luego se hace complejo recomponer, realinear, reagrupar o restaurar la militancia para aplicar “el que gana conduce, el que pierde colabora”, imprescindible para enfrentar la batalla principal de octubre de 2015. Otro, la maniobra especulativa de concurrir con lista por afuera de la primaria del FPV con la finalidad de obtener el “piso” necesario para, con el propio “kiosquito”, proyectarse en una aventura (que parece que se ha convertido en una moda) a las generales. En ambos casos, llegamos heridos o dispersos a la batalla principal. Si no se entiende esto, creo que lamentablemente nos va a ir mal otra vez.

Reglas de juego claras.  Igualdad de condiciones. Ganar en la cancha. “Debemos institucionalizar la lucha por la idea”. Perón. 

Respetuosamente les sugiero que de modo urgente inviten a toda la militancia de Luján que adhiera al proyecto nacional y popular con la conducción irrestricta e incondicional de Cristina, a reflexionar sobre estas cuestiones y analizar tácticas y estrategias para el camino que debe tener como objetivo superior e inmediato que una propuesta con un equipo de peronistas de Luján vuelva a conducir el estado municipal. Decíamos en marzo de 2013, con varios compañeros y agrupaciones, que difícilmente habría 2015 si no se daba un buen  2013, y nos fue muy mal (3º lugar, el peor resultado de la historia del justicialismo en Luján). En este contexto, con realismo y responsabilidad, hoy más que nunca: conciencia, compromiso y militancia en una construcciòn colectiva.  

Ratifico mi convicción que Cristina es la mejor de todas y todos nuestros militantes y su conducción es la mejor garantìa de continuidad y profundizaciòn del proyecto.          

Reitero, asimismo, mi convencimiento que en Lujàn hay que continuar e intensificar la actualizaciòn programàtica, con sus objetivos estratègicos, polìticas de estado y ejes de gestión, siempre acompañado del ejercicio de la   planificación permanente, participativa y pluralista. Buen antecedente el foro. No pueden faltar plan de saneamiento (completar agua corriente y comenzar con cloacas), oportunamente elaborado por tècnicos y profesionales de la Municipalidad y de la CESPLL, con estudio de impacto ambiental de la UNLu, programa de tratamiento integral de los residuos, proyecto turístico con definición del modelo de financiamiento y gestión, COU, banco de tierras, programa de pavimentación con planta cogestionada con la CESPLL, viviendas, seguridad (gobierno y comunidad controlando a la justicia y la policía, y estos persiguiendo el delito), narcotráfico (encarcelar a distribuidores y ayudar a las víctimas). Asociativismo: cooperativas, centros comerciales a cielo abierto, agencia de desarrollo, cooperativa de mantenimiento caminos rurales, consejo asesor barrial o la territorial  (ámbito permanente de participación y planificación de las sociedades de fomento y/o organizaciones libres del pueblo junto al estado municipal), consejos de la comunidad,  etc. Valorar nuestras  históricas iniciativas de acordar y ejecutar una agenda legislativa, lamentablemente menospreciada por el  hoy oficialismo. 

Desde la prédica y la acción, los compañeros lo saben y lo comparten, hay principios que siempre hemos sostenido de modo irrenunciable. Una cuestión innegociable es el concepto de estado. Con los liberales, expresión política claramente entronizada en el ejecutivo local, nos separan diferencias antagónicas. Hasta el mismo concepto de la vida. Para ellos, el estado es un brazo burocrático, controlador, meramente administrativo, recaudador (que ahora ni siquiera  lo hacen bien: deuda 50 millones). Para nosotros, el estado es planificador, comunitario, participativo (más que representativo), regulador, promotor, o sea, un estado que acompaña, un estado amigable con el vecino, que para nosotros ideológicamente es antes que nada persona, no usuario, ni consumidor, ni contribuyente. Un estado donde las autoridades asuman que solo son “autorizados” por sus vecinos para ser transitoriamente funcionarios de todos y todas. Que no se olviden que la legitimidad no solo es de origen. También es de ejercicio. Todos los días hay que revalidarla. “Mandar obedeciendo” (sub-comandante Marcos). El estado municipal, nacional y popular, debe estar articulado con un proyecto regional, provincial y fundamentalmente con un proyecto de nación y de patria grande latinoamericana. Esto nos distingue como peronistas. Porque somos un proyecto nacional, somos un proyecto local. Y viceversa. Somos fanáticamente latinoamericanos y argentinos, porque somos fanáticamente peronistas y lujanenses. Es el mejor modo de aportar y de integrarnos. No convidados de piedra o testigos mudos y temerosos.

Quizàs pueda ser un buen ejercicio rescatar, revalorizar, reconstruir, reactivar y referenciarse en aquel 44% de las ùltimas elecciones de intendente,  si bien obtenidos en un contexto local complejo, conseguido en heroico esfuerzo ante la polarizaciòn con toda la derecha de Lujàn, expresada especialmente en el partido de la dictadura desaparecedora, a quien muchos hoy se han arrepentido de votar. Sin dudas, y a pesar que pasaron casi 4 años, no era un piso despreciable, y hoy seguramente alcanzaría holgadamente para ganar. En referencia a la sociedad local, en ocasiones, aparece aquella sabia expresión de John William Cooke: “el peronismo es el hecho maldito del paìs burgués”.

Hay que convocar, predicar y persuadir, apelando a la responsabilidad y grandeza de nuestra dirigencia y militancia, para abordar estas tareas con un amplio, inteligente, generoso y doctrinario criterio comunitario, movimientista y multisectorial..

Recordando a San Martín, Artigas, Bolívar, Martì, el Chè, Allende, Peròn, Kirchner y Chàvez, y sus sueños de la Patria Grande, venimos comprobando que por fin ”hay presidentes que se parecen a sus pueblos” (Cristina, Mujica, Dilma, Maduro, Correa, Evo, Bachelet).

Queremos que nuestros militantes, dirigentes, y autoridades (intendente, concejales, consejeros escolares, funcionarios) conozcan y amen profundamente a su comunidad, que provenga de ella, que estén insertados,  arraigados y compartan naturalmente un territorio y un proyecto de vida colectivo.

Hay que insistir en desarrollar la vocación, la conciencia, la convicción y la certeza del trabajo en equipo. En la situación en que se va a recibir el estado municipal, se necesitan ideas, un proyecto, un programa, una plataforma, ejes de gestión, todo eso traducido en un equipo (intendente, concejales, consejeros escolares, funcionarios, dirigentes políticos y sociales, militancia organizada y comunidad movilizada), con mucha honestidad, sensibilidad, compromiso, responsabilidad, lealtad, capacidad, energía, conocimiento y voluntad transformadora. Un equipo dispuesto a dejarlo todo. No es tarea para uno solo, por más omnipotente, esclarecido, iluminado, salvador o “enviado de Dios” que se crea. Con una conducta verdaderamente peronista en una próxima responsabilidad institucional, se debe  rescatar y revalorizar el modelo de administración con “planificación participativa  y gestión por resultados”.

Usar el “nosotros” antes que el “yo”. Primer ejemplo, la oración que Jesús nos enseñó, el Padre Nuestro, conjugada desde la primera persona del plural: “venga a nosotros tu reino”, “danos hoy”  “el pan nuestro de cada día” y “perdona nuestras deudas, como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

Esta es una excelente oportunidad, con una mirada trascendente y estratègica, con grandeza, sentimiento, sensibilidad y compromiso, para reactivar, reconstruir, recuperar, estimular y fortalecer el sentido militante en Luján. “De las crisis salen las oportunidades”. Hay derrotas o dolores que fortalecen si se procesan, analizan e interpretan con honestidad intelectual y de modo militante, participativo y colectivo. Lo digo desde las cicatrices, desde las pérdidas de compañeros, familiares y amigos. Lo digo de mi condición de sobreviviente de una generación masacrada. De sobreviviente del secuestro, la tortura, los simulacros de fusilamiento. De la pertenencia a un pueblo en marcha que desde el fondo de su historia, con avances y retrocesos, lucha por su emancipación. Por eso, es mi obligación trasmitir valores, convicciones y vivencias, desde la experiencia personal, pero siempre encuadrado en el trabajo y la militancia colectiva. 

Perón: “el hombre es inicio, objeto y fin de nuestra concepción ideológica”.

Privilegiar el trato humano, el afecto, la solidaridad y la organización comunitaria en el vínculo político con los vecinos, los compañeros y las instituciones.

Se es dirigente o candidato a algo, como consecuencia de , como resultado de, a posteriori , post-facto, no a priori, pre-facto, ni ipso-facto. Son los demàs, los compañeros, el pueblo, quienes deben decir si alguien es dirigente. Es màs genuino, natural, ser referente del abajo en el arriba, y no al revès.

No se ama lo que no se conoce. 

Frase sabia y sencilla del maestro Atahualpa Yupanqui, que nunca està sobrando: “si tu no crees en tu pueblo, si no amas, ni esperas, ni sufres, ni gozas con tu pueblo, no alcanzaràs a traducirlo nunca”.

Promover organización comunitaria y construcciòn de poder popular. Para esa tarea, parafraseando al indispensable oriental Mario Benedetti,  “pueden contar conmigo”.

Especial esfuerzo y dedicaciòn para los jóvenes. Sin que sean presa fácil de tentaciones  y ràpidos escalamientos, trepadas o “carreras” polìticas. Dotarlos de herramientas de formación, capacitaciòn, con valores, para que eviten ser contaminados o entrenados en los vicios de los oportunistas, burócratas, corruptos o traidores. Documento de los Obispos latinoamericanos en Puebla: opciòn preferencial por los pobres y por los jòvenes. Fue una històrica tendencia personal en la elecciòn de mis colaboradores. Acerté y erré. Pidiendo disculpas por la circunstancia autoreferencial: fui intendente a los 37 años. Y no me alcanzó sólo con ser joven. Néstor hizo posible que nuevamente los jóvenes se enamoraran de la polìtica, como mi generaciòn del 70. El dijo: “cuando la juventud se pone en marcha, el cambio es inevitable”. No olvidar tampoco que el trasvasamiento generacional es mucho mas que un mero recambio biológico. Tampoco se trata de “tirar un viejo por la ventana todos los dìas”, como ironizaba nuestro querido General. Sabemos que hay jóvenes viejos, como hay viejos jóvenes. Se trata de alentar y fomentar el surgimiento y promoción de nuevos cuadros militantes y dirigenciales. El equilibrio y el respeto, en un criterio social valorativo, aparecen sagazmente indicados en algunas sextinas hernandinas, que me permito compartir:

“Bien lo pasa, hasta entre pampas,
el que respeta a la gente;
el hombre ha de ser prudente
para librarse de enojos:
cauteloso entre los flojos,
moderado entre valientes
Respeten a los ancianos,
el burlarlos no es hazaña;
si andan entre gente extraña,
deben ser muy precavidos,
pues por igual es tenido
quien con malos se acompaña.   . 

La cigüeña cuando es vieja
pierde la vista, y procuran
cuidarla en su edà madura
todas las hijas pequeñas:  
apriendan de las cigûeñas
este ejemplo de ternura.

Estas cosas y otras muchas
medité en mis soledades;
sepan que no hay falsedades
ni error en estos consejos:
es de la boca del viejo
ande salen las verdades                                     

Sean protagonistas, desde el colectivo. Vivan la historia, no la soporten ni la sufran. “Hagan lío”, como dijo Francisco, pero organizada e inteligentemente.

Lean historia latinoamericana y argentina, Paulo Freire, Perón, Jaurechte.

Capacitación es conciencia. Formarse y formar, acercándose al militante-idea, al militante-convicción, al militante-compañero, al militante-solidario, al militante-colectivo, al militante-honesto, al militante-capaz, al militante-leal, al “hèroe colectivo” (Oesterheld).

Desalentar, por lo tanto, al militante-empleado, militante-negocio, militante-oportunidad, militante-egoìsmo, militante-interès, militante-consumo, militante-compeencia, militante-individuo, militante-liberal, militante-traiciòn, militante-“busca”, militante-“primero yo”, militante-conveniencia. Y lejos tambièn del dirigente-zanahoria, dirigente-gerente, dirigente-billetera, dirigente-promesa, dirigente-impuesto, dirigente-injerto, dirigente-paracaidista, dirigente-foràneo, dirigente-forastero, dirigente-“ave de paso”, dirigente- producto, dirigente-marketing, dirigente-aventura, dirigente-extorsión, dirigente-invento

Construcción política con conciencia y recursos (en ese orden). En la construcción política revolucionaria los recursos no son causa suficiente, quizá sí necesarios. En cambio, sí la conciencia histórica, los valores y el compromiso militante son causa necesaria y, a veces, hasta suficiente. Sin recursos, pero con conciencia, militancia y organización popular, se puede construir políticamente, pero difícilmente a la inversa, y mucho menos de un modo peronista. 

Tener presente que para los peronistas siempre el sujeto histórico es el pueblo y no el aparato.                            

Dos preguntas, con sus respectivas respuestas doctrinarias, claras y concretas, que siempre son de  utilidad: a) ¿què es la lealtad?, la palabra expresa nuestra bandera principal, porque la lealtad si es verdadera no permite la obsecuencia; obliga al trabajo, la honestidad y la eficiencia; b) ¿qué es la traición?, es lo que un peronista no puede aceptar, porque quien traiciona decide solo, se olvida de los compañeros, y ademàs se acostumbra a seguir traicionando; porque la traiciòn justifica la mentira, el golpe bajo, y abandona lo que es verdaderamente importante. 

Otros respetuosos aportes de alguien que, con sus virtudes y defectos, siempre se consideró y se considera antes que nada un militante. ESTAR en el barrio, con el pueblo, con la comunidad. Como actitud permanente, paciente, con respetuoso y humilde acompañamiento. Ir a buscar a la PERSONA, al vecino, al compañero. Ir a buscar, detectar, compartir las necesidades, expectativas, intereses de nuestra comunidad. No esperar en los despachos oficiales. No “bajar”, no “visitar”. En la vida, y menos entre la militancia, no debería haber un “abajo” y un “arriba”. Nunca más un “Síganme, que no los voy a defraudar” (frase tristemente célebre de quien, desde el mismo peronismo, definimos como el gorila musulmán). Alimaña riojana, según la original definición de un compañero. Hablar desde la primera persona del plural, nosotros, y no de la primera del singular, yo. Las expresiones y la terminología también traducen pensamiento. “Dime como hablas, y te diré que ideología tienes”.

Que como dijo Perón, “el único heredero es el Pueblo”.
Que necesariamente se debe compatibilizar representatividad y territorio con el proyecto nacional y popular y la superestructura.

La misma noche del 23 de octubre de 2011 expresamente me hice cargo de la derrota del FpV en Luján, y desde ese día no he tenido actividad o manifestación pùblica, salvo mi fugaz y simbólica  -casi testimonial- participación acompañando la lista de “los pibes” en la internas partidarias de diciembre de 2013.

Todos los compañeros, vecinos, instituciones que me visitan se encuentran reiterada, inexorable, concordante y coincidentemente con las siguientes definiciones: No quiero ni puedo ser candidato, ni tener protagonismo público.

Profeso, en general, un profundo y eterno agradecimiento a la inmensa generosidad del pueblo de Luján, de quien me siento privilegiado y orgulloso hijo (nacido y “malcriado” en esta tierra, mi pago, mi patria chica), y en especial al peronismo y sus militantes. Como a nadie en la historia de Luján me honraron inmerecidamente, ya a los 53 años, designándome 4 veces intendente, 3 como concejal y varias más como autoridad partidaria.

Pido disculpas y agradezco a los compañeros del Consejo partidario la atención y paciencia en la consideración de estas líneas, a veces desordenadas, a veces dispersas, pero hechas a corazòn abierto, con tono casi íntimo y paternal. Son una obligación en el afecto y la reciprocidad. Y humilde compensación por el honor de haberlos acompañado, en la última victoria de la interna de diciembre 2013. En algunas ocasiones me he sentido cerca de la providencia. Estoy agradecidísimo de la vida. Con Violeta Parra puedo decir “gracias a la vida”. Cuando Perón nos hablaba de su desinterés personal por honores o cargos, le gustaba decir: ”estoy amortizado, vuelvo descarnado, soy un león herbívoro”. Sencillamente, y con realismo, yo también puedo decir que tengo más pasado que futuro. Ciertamente, desde allí puedo opinar.  Como le pasó a Facundo Cabral. Si bien son muchos los vecinos y compañeros que cuando se cruzan conmigo me dicen: “y Miguel cuando volvemos”, hace algunos días una mujer mayor me vió y me preguntó: “¿vos fuiste  Miguel Prince?”. Y  me hizo pensar: “Sí, es importante poder decir ¡yo fuí!, porque eso significa que alguna vez estuve presente”. Por eso, hoy más que nunca, yo siento que es el momento del agradecimiento.

Esa perpetua gratitud me obliga ética y moralmente, tambièn de un modo militante, a socializar, transferir,  y compartir ese capital social,  y la representatividad, historia, trayectoria, experiencia, en términos generales con toda la comunidad, pero en especial con mis queridos compañeros peronistas de Lujàn, hermanos en la lucha, el dolor, las caìdas, las alegrìas, las victorias, es decir, los de “las duras y maduras”.

Como todo militante peronista mantengo constante e intacta la verdadera y solidaria vocaciòn polìtico-social.comunitaria, la que nunca se abandona, en tanto y en cuanto el justicialismo es una filosofìa de vida, una doctrina y un sentimiento.

Es imperioso actualizar, de modo permanente, objetivos y plan estratègico, polìticas de estado y plataforma programàtica con identidad local interactuando con nuestra Provincia y la Naciòn.

Tengo presente que “el poder es efìmero”, como dice Cristina y que “somos hombres comunes con responsabilidades excepcionales”, como solìa repetir Nèstor. Como testimonio personal, puedo sostener modestamente que, cada vez que dejè un cargo polìtico, siempre resultado de la representatividad popular, volví, como corresponde, a vivir de mi profesiòn de abogado, carrera subvencionada por el pueblo en una universidad pùblica (UBA). Quizàs  esta circunstancia sirva como un ejemplo puntual de un humilde militante polìtico y de un simple vecino de Lujàn, como uno màs, como una persona de “a piè “, como tendría que ser siempre. Una cosa es “vivir de la polìtica” o “querer salvarse con la polìtica”, y otra es “vivir para la polìtica” como herramienta de transformación de la realidad. Eva renunció a los honores, pero no a la lucha y volvió y fue millones en el alma de su pueblo. El militante sirve a la política y no se sirve de la política. Aquí cabe rescatar la clásica cita evangélica: “así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida por una multitud” (Mateo 20:28).  

En mis equipos, desde siempre, he tratado de instrumentar la descentralización, la derivación, la autonomía operativa, la confianza y el respaldo a mis compañeros y colaboradores, pero enfáticamente desde 2011 he alentado a militantes y dirigentes para que asuman con independencia iniciativas y creciente protagonismo, promoviendo masivamente nuevos cuadros, y como no quedan dudas, en especial jòvenes.  

Soy un ser imperfecto.

Militar es un acto de amor recíproco. Dar, servir, entregarse, comprometerse. Homero Manzi refiriéndose a Discepolín, lo describió poéticamente: “te duele como propia la cicatriz ajena”. Y es recibir afecto y reconocimiento. “Escribo para que me quieran”, admitía Gabriel García Márquez. Entonces, podríamos decir también nosotros que  militamos para que nos quieran.  “La solidaridad alarga la mirada del amor” (Eva).

También es un acto de alegría. “Defender la alegría, como una trinchera, como un estandarte, como una certidumbre ….” (Benedetti). “El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza” (Jaurechte).

Las lealtades no se compran ni se exigen, se ganan.
Serrat: “detrás, siempre está la gente” o el pueblo (que es otra categoría sociológica), como nos gusta decir a los peronistas.Y “en el arriba, dicen representar el abajo y en abajo dicen representar el arriba”. Cuidarse de los traficantes de influencias, contrabandistas, vendedores de humo que en el arriba dicen representar el abajo, y en el abajo dicen representar el arriba. 

Obligación del militante: Analizar polìticas o conductas polìticas, no  personas.

“Mirar la historia, hacer memoria y no entregarse”. Padre Julián Zini

“Resolver la historia con la razón y el corazón”. Hugo Chávez

Anticipo que habré de retomar un trabajo pendiente que estarà a disposición de los compañeros como parte de un patrimonio compartido. Se trata de lo que comenzò siendo un trabajo pràctico como una biografía de mi persona propuesto por un grupo del  bachillerato de la Escuela Comercial en  2013.. y que terminó transformándose en una memoria que incluye mis gestiones institucionales. Es un mandato moral en atención a que quien coordinaba ese equipo de alumnos era la compañera Claudia Lelli, fallecida lamentablemente este año, y que varios recordamos como muy buena empleada en el Hotel Royal.  

Hagan suya la arenga colectiva (convocatoria desde el “nosotros”) que siempre nos ha acompañado como un patrimonio común desde nuestra génesis en aquel 17 de octubre de 1945. 

“Quienes quieran oir, que oigan,
Quienes quieran seguir, que sigan:
alta es nuestra empresa y clara nuestra divisa.
Nuestra causa es la causa del pueblo,
nuestra guìa, la bandera de la patria”.
Perón 

Recordemos que en el año 2015, estaremos conmemorando los 70 años del nacimiento del movimiento nacional peronista (17 de octubre de 1945: día de la lealtad) y a 60 años repudiando el golpe de estado de la Revolución Fusiladora (16 de septiembre de 1955).  

¡Néstor vive! ¡Viva Luján!
¡Perón vive! ¡Viva la Patria!

En la Villa de Nuestra Señora  de Luján, a quince (15) días del mes de octubre de dos mil catorce (2014). 

Miguel Angel Prince

 
 


   ENVIAR COMENTARIO
 
Nick
 
E-mail (no será publicado)
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
     
 
 


























 
facebook.com/lujanhoy twitter.com/lujanhoy youtube.com/LujanHoyTV